Mi Primera Réflex

De siempre he tenido curiosidad por el mundo de la fotografía. Me atraía no solo el mágico hecho de congelar momentos y situaciones para el recuerdo, sino también el poder jugar con esas capturas. La posibilidad de dar un toque personal a una determinada instantánea, poder optimizar los recusrsos de la cámara y, en definitiva, entender ese mundo desde el modo nikon-d60o dial “manual” y no “automático”.

Pese a disponer de varias máquinas automáticas (que me dieron y dan muy buenos resultados), siempre tenía curiosidad por utilizar y sobre todo, conocer la funcionalidad de una réflex. La coyuntura económica actual ha provocado interesantes ofertas en el sector tecnológico para intentar reactivar el mercado. Los precios han bajado bastante y ahora, por una cantidad razonable, se puede tener un equipo que hace un par de años hubiera costado el triple. Además, los fabricantes han estudiado el perfil de los consumidores potenciales y han apreciado que el sector de las cámaras automáticas está saturado, al igual que el de las profesionales. Surge así un nuevo nivel enfocado al consumidor que quiere hacer la transición de su automática a la primera réflex. Las cámaras SLR de iniciación son actualmente un sector en auge. Ante la amplia oferta existente, me fijé una serie de requisitos que debería de cumplir mi primera réflex, como la marca (Canon, Nikon u Olympus) y el precio (350 €-550 € (cuerpo + 1 objetivo)). Tras analizar los modelos que cumplían esos baremos, me decanté por la NIKON D60 + 18-55 mm VR. Hasta este momento, estoy encantadísimo con el equipo. Las imágenes tomadas en modo automático son de una calidad sorprendente. El modo manual permite dar prioridad a la obturación, al diafragma o a modo programado. El modelo trae integrada la tecnología DLighting y un novedoso sistema de limpieza del sensor. Creo que es una elección perfecta para iniciarse, teniendo en cuenta además su facilidad de uso.

nikon-d60_Las carencias que tiene son las propias de un equipo más profesional, por lo que no creo echarlas en falta de momento. Para mí, dichas carencias son: 3 únicos puntos de enfoque, no dispone de Bracketing en la exposición ni de LifeView. Éste último detalle me da absolutamente igual. La carencia del Bracketingme hizo pensar mucho (quería iniciarme en el mundo HDR), pero al tener formato RAW/NEF puedo variar la exposición en varias copias de la misma imagen. El único aspecto que puede ser importante son los 3 puntos de enfoque, ya que hay cámaras similares en el mercado que ofrecen hasta 11 puntos (Pentax K200). Hay quien dice que otro handicap es el no tener motor en el cuerpo y delegarlo a la lente. Como no dispongo de objetivos, todos los que vaya adquiriendo serán AF, por lo que no es problema en mi caso. Además, tanto Canon como Nikon ya están fabricando sus objetivos con motor desde hace unos años porque según se dice, es el futuro al aumentar la velocidad de enfoque con este sistema y rebajar así el precio de los cuerpos. El precio del Kit me salió por 450 €, lo que me permite ahorrar un poco para un 55-200 mm. en un futuro a medio plazo. Intentaré invertir en ópticas y con el tiempo ir cambiando de cuerpo. Ya iré publicando imágenes que vaya haciendo, con mi primera réflex.

Solicitamos tu permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento de Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Te recomendamos que accedas a nuestra políticas de cookies y revises las cookies que estamos utilizando. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar